Embarazadas, ¿qué comer?

Cuidar nuestra alimentación durante la gestación es fundamental, ya que de ello dependerá la salud del bebé y el buen desarrollo de éste. Si antes manteníamos una dieta sana y equilibrada, pocos son los cambios que habremos de realizar ahora. Seguidamente te mostramos aquellos alimentos que se deberían consumir con más frecuencia por sus amplios beneficios para el embarazo.

carlo-navarro-219810

  • La primera de las recomendaciones es beber más agua. Es importante mantenerse hidratada y tomar de 8 a 12 vasos diarios para evitar el estreñimiento que se da durante el periodo de embarazo.
  • Por la misma razón hemos de tomar fibra, ingiriendo muchas verduras, tubérculos y frutas.
  • Es importante aumentar las proteínas para multiplicar el número de calorías, y por tanto, tener más energía. Las podemos encontrar en el huevo, la carne, el pescado y las legumbres. Es recomendable congelar las carnes que vayamos a comer crudas o poco hechas, como por ejemplo los embutidos, para evitar la Toxoplasmosis, una enfermedad parasitaria que puede causar malformaciones al feto. Aunque previamente a hacerlo debemos saber qué alimentos se pueden o no congelar. Lo mismo ocurre con pescados y mariscos, en este caso, con el Anasaki. Congelando estos alimentos antes de ingerirlos nos aseguramos de que hemos matamos todos los parásitos perjudiciales que puedan haber.
  • Los hidratos de carbono, igual que las proteínas, aportan vitalidad y fuerza. Estos los hallamos en el pan, la pasta, la patata, el arroz, el maíz y los cereales, entre otros.
  • En cuanto a minerales, es importante potenciar el hierro, comiendo más espinacas, fresas, muesli, moluscos y determinadas carnes. La presión sanguínea de la madre aumenta durante el embarazo, y por lo tanto, es necesario evitar la anemia, haciendo que el sistema circulatorio funcione perfectamente.
  • Una de las vitaminas más importantes durante el periodo de gestación es el ácido fólico, necesario para el desarrollo y formación del sistema nervioso del bebé. Ingiriendo espinacas, espárragos, brócoli, naranjas o cereales aumentaremos sus niveles. Una forma sencilla de combinar estos alimentos puede ser mediante batidos. Mezclando en una picadora frutas, verduras, agua y cereales conseguimos un desayuno o merienda rico y equilibrado.
  • Por lo que respecta a alimentos grasos, hay algunos que sí son recomendados y saludables, como el aceite de oliva, los frutos secos, las carnes magras, los pescados blancos o el aguacate.

 

Como hemos podido comprobar, manteniendo una alimentación correcta y variada nos aseguraremos una buena salud, y por lo tanto, buenas condiciones de gestación para nuestro bebé. Consultando a nuestro médico conoceremos qué alimentos se adaptan mejor a nuestro cuerpo y a nuestro embarazo en concreto.

0 respostes

Deixa una resposta

Vols unir-te a la conversa?
No dubtis a contribuir!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *