Medicación y conducción: cómo prevenir y evitar accidentes

¿Cómo podemos evitar estos efectos y minimizar los riesgos? Se recomienda evitar conducir al iniciar un tratamiento si sabemos que potencialmente puede disminuir nuestros reflejos o capacidad visual. Sobretodo, tened especial precaución a la hora de administrar varios medicamentos, informarnos si al tomarlos conjuntamente  pueden generar efectos adversos (aunque administrados de forma individual no tengan contraindicaciones). Y por supuesto… ¡no consumáis alcohol!.

Existen grupos de medicamentos con mayor efecto en la conducción que otros, como por ejemplo:

– Los medicamentos que actúan sobre el sistema nervioso central (antidepresivos, ansiolíticos, hipnóticos, antipsicóticos, etc.)

– Los antihistamínicos (aunque el efecto es mínimo en los de nueva generación como loratadina o mizolastina).

– Los relajantes musculares.

– Algunos colirios (midriáticos y ciclopléjicos).

– Los antineoplásicos e inmunomoduladores.

Os insistimos: en la farmacia estamos para atenderos y dispensaros medicamentos y productos… pero sobretodo para informaros y aconsejaros. Ya sabéis que es importante leerse con detenimiento las instrucciones y contraindicaciones de los medicamentos que debeis tomaros. Por ello, no dudéis en preguntarnos todas aquellas dudas que se os planteen: ¡estamos a vuestro servicio, al de vuestra salud y al de la seguridad vial!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *