Descubre el batch cooking, tuppers rápidos, sanos y asequibles

¿Comer en la oficina o en el restaurante? La segunda opción suena mejor, es la más cómoda pero quizá es la menos saludable a medio y a largo plazo. Todos sabemos que tener que cocinar el tupper es más aburrido y consume más tiempo. Por ello, existe una alternativa llamada batch cooking. En el blog de hoy te contamos en qué consiste y cómo aprovecharlo para cocinar para toda la semana de una tirada y hacer que las comidas de tupper sean deliciosas y saludables. 

Batch cooking en castellano significa cocina en lotes y es una técnica de cocina que se centra en cocinar grandes cantidades de alimentos para poderlos consumir durante toda la semana. Si quieres aplicarlo ya en tu vida sigue estas pautas.

PLANIFICA LA SEMANA

Debes pensar siempre a una semana vista. Diseña un calendario semanal donde vayas anotando los platos que consumirás a lo largo de los días. A partir de aquí, extrae los ingredientes que te harán falta. Intenta abastecerte de todo ello en el mismo día que lo vayas a cocinar así lograrás extraer todo el sabor a la comida. 

BASES

Para mantener un dieta saludable nos debemos fijar en el triángulo nutricional y consumir los alimentos que allí aparecen en su misma proporción. Esto significa que la mayor parte de las comidas deben contener vegetales. Junto a los vegetales debes siempre añadir los carbohidratos que son los que nos servirán de combustible para seguir con energía durante todo el día. Las proteínas animales o vegetales también deben estar presentes pero en menor cantidad respecto a los demás ingredientes. Para mantener los niveles de grasa recomendados trata de usar aceites vegetales poco procesados como el aceite de oliva. 

PREPARACIÓN Y MANTENIMIENTO

Antes de iniciarte con el batch cooking debes mentalizarte que todo el proceso te ocupará unas horas. Sin embargo, no deberás estar presente durante todo el tiempo, con lo cual, podrás combinarlo con otras tareas. Comenzarás siempre poniendo agua a hervir en tantas ollas cuantos fuegos tengas disponibles. En cada una, prepararás tus fuentes de carbohidratos favoritos. En nuestro caso siempre hacemos pasta vegetal, arroz, quinoa o couscous y legumbres. Una vez que eches todos los elementos a hervir usa una alarma para cada uno de los tiempos de cocción. Para ello, puedes descargarte cualquier app del smartphone. De mientras, cortarás todas las verduras que quieras usar en los menús. A medida que los ingredientes de grano se vayan cociendo retíralos en seco y déjalos enfriar en tuppers. Ahora puedes comenzar a preparar las verduras. Puedes hacer una porción para sofrito, otra al vapor y otra cocida. Una vez estén listas, distribuye toda la verdura en tuppers. Las pastas y arroces las puedes tener en la nevera pero las verduras se recomiendan congelar dado su rápido proceso de oxidación. Por último, para las proteínas de origen animal y vegetal usaremos distintas técnicas. Si lo que te gusta es hacerlo a la plancha te recomendamos que lo hagas la noche antes porque no te tomará mucho tiempo y evitarás que se reseque. En cambio, si lo que prefieres es prepararlo al horno o estofado entonces te recomendamos que lo hagas después de las verduras y lo dejes reposar en el tupper antes de ponerlo a la nevera. Las salsas las llevarás a parte y las añadirás en el momento de consumo. Si tienes la posibilidad, trata de usar tuppers de cristal en lugar del plástico, éstos mantienen mejor las cualidades gustativas de los platos. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *