Como escoger el deporte

¿Cómo escoger el deporte que va más con tus necesidades?

Todos sabemos que el deporte es el ingrediente principal de una vida saludable. Los trabajos y actividades estáticas han propiciado el sedentarismo en la población, provocando la aparición prematura de muchas enfermedades. Mantener el organismo activo y realizar un esfuerzo físico diario se convierte en el más difícil de los objetivos, teniendo en cuenta las obligaciones que todos tenemos. Además, a esto se le suma la variedad de deportes a practicar. Cada uno tiene sus características y sus beneficios. En este post nos hemos propuesto desvelar algunas respuestas para que puedas elegir aquel que va más contigo.

ejercicio anaerobico

Tipos de ejercicios

Antes de escoger el deporte que más nos guste debemos pararnos a pensar en el “porqué”. No vale ponerse a jugar a fútbol simplemente porque eres fan de algún futbolista. Debes saber que existen dos tipos ejercicios físicos:

En primer lugar, se encuentran los ejercicios aeróbicos, como por ejemplo, caminar, correr o nadar. Suelen ser deportes de resistencia y activan los músculos durante un tiempo prolongado. Para su realización es necesario una práctica constante y una progresión paulatina.

Como objetivo, cumplen con planes de pérdidas de peso, regulación del flujo sanguíneo, control del nivel de colesterol o la tonificación muscular.

En segundo lugar se encuentran los ejercicios anaeróbicos, como las pesas. Aquí se suele realizar actividades de poca duración pero de alta intensidad.

Su función es básicamente el crecimiento muscular y pero también se suelen aplicar en procesos de rehabilitación.

ejercicio yoga

Deportes según objetivo

Pérdida de peso: aquí la prioridad es quemar calorías. Suelen destacar los ejercicios aeróbicos como el running, la comba o el spinning. Son deportes que pondrás a prueba tu resistencia, pero sin embargo la cantidad de fuerza bruta que se necesita es relativamente baja.

Mantenerse en forma: en este caso elegiremos una mezcla entre ejercicio anaeróbico y aeróbico. Nos podemos decantar a deportes clásicos como el fútbol, el basket o el balonmano. La cantidad de calorías que se queman es alta por el constante movimiento, pero también en momentos de lanzamiento ya sea con la mano o con el pie, estaremos ejercitando la fuerza bruta.

Ganar masa muscular: la opción más recomendable es centrarse en el levantamiento de peso y en la actividad anaeróbica. La teoría es sencilla. Tu músculo solo aumentará de dimensiones cuando vea que por su tamaño en fibras musculares no es capaz de soportar ni levantar determinados pesos a más de 10 o 15 repeticiones.

Relajarse: el deporte también puede ser un buen recurso para bajar la tensión del día a día y desconectar unas horas. La alternativa son actividades de baja intensidad y que activen la actividad cerebral y de concentración. El yoga es la opción perfecta.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *